MANUAL DE BUENAS PRÁCTICAS MEDIOAMBIENTALES

1. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR GENERACIÓN PAPEL / CONSUMO DE PAPEL
2. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR EL CONSUMO Y LA GENERACIÓN DE RESIDUOS DE TONER Y TINTAS DE IMPRESORAS
3. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR EL CONSUMO ELÉCTRICO
4. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR EL CONSUMO DE AGUA
5. INSTRUCCIONES PARA LA SEGREGACIÓN DE RESIDUOS
6. MINIMIZACIÓN DEL CONSUMO DE COMBUSTIBLE
7. MANTENIMIENTO
8. BUENAS PRÁCTICAS EN SALIDAS A CAMPO
9. BUENAS PRÁCTICAS EN LA CONDUCCIÓN EN OBRA
9.1 GENERALES
9.2 EN OBRA
10. Buenas Prácticas durante estancias prolongadas en campo
11. DIRECTRICES PARA LA Reducción de las necesidades de material
12. INSTRUCCIÓN PARA EL MANTENIMIENTO DE PLANTALLAS ORDENADOR
12.1. GESTIÓN DEL FUNCIONAMIENTO DE LA PANTALLA
12.2. LIMPIEZA DE LA PANTALLA
13. INSTRUCCIONES PARA EL MANTENIMIENTO DE LA CÁMARA DIGITAL
13.1. LIMPIEZA DE LA CÁMARA
13.2. ALMACENAMIENTO DE LA CÁMARA
13.3. CONDENSACIÓN DENTRO DE LA CÁMARA
14. REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE PILAS Y GESTIÓN DE SUS RESIDUOS

Con el fin de realizar una Gestión Medioambiental Eficiente, que apoye el Desarrollo sostenible y la búsqueda de un entorno más adecuado, proponemos una serie de
instrucciones y directrices medioambientales que debería tener en cuenta para prevenir la contaminación y mejorar su gestión medioambiental:

 

1. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR GENERACIÓN PAPEL/CONSUMO DE PAPEL

Una de las actuaciones desarrolladas por su organización que genera una cantidad significativa de residuos de papel y un aumento en su consumo es la implantación y mantenimiento del sistema de gestión existente.
A continuación se proponen una serie de actuaciones aplicables al funcionamiento general de la empresa (gestión administrativa, desarrollo de proyectos y aplicac
ión del Sistema de Gestión Ambiental) que de llevarlas a la práctica reducirían significativamente el impacto ambiental generado:
– Aproveche el papel por ambas caras.
– Tome notas en papel utilizado previamente.
– Imprima documentos internos por las dos caras
o en papel reutilizable.
– Imprima borradores por las dos caras o en papel reutilizable.
– Utilice el correo electrónico para comunicaciones siempre que pueda para las externas.
– Envíe Fax desde el ordenador siempre que se pueda.
– Revise todos los documentos informáticos en dicho soporte, con el fin de evitar la generación de diferentes documentos no válidos para un mismo fin.
– Gestione adecuadamente los residuos de papel según los compartimentos establecidos para ello en la oficina según aplicación de la IM-04-01-01.
– Imprima los documentos de la ISO (SGCMA) en papel usado.
– Se recomienda imprimir la documentación en sucio en la modalidad 2 páginas por hoja, incluida la documentación de la ISO.
– Utilizar para imprimir en sucio las bandeja 2 (A4) y 3 (A3) de la nueva
impresora.
– Cuando el cliente de su autorización, se enviaran los documentos para supervisión a través del correo electrónico, en vez de imprimirlos.
– Antes de imprimir el documento a papel hacer un montaje en pdf, donde se puedan apreciar los fallos de formato o acabado del documento evitando una impresión defectuosa.
– Evitar siempre que sea posible imprimir la documentación del SGM y crear un link en el archivo de Seguimiento de Proyectos SGM a la carpeta ISO de cada proyecto, para que el RCM pueda localizar la documentación fácilmente.
– Siempre que sea posible, sugerir al cliente, la posibilidad de editar las copias impresas a doble cara.

 

2. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR EL CONSUMO Y LA GENERACIÓN DE RESIDUOS DE TONER Y TINTAS DE IMPRESORAS

Una de las actuaciones desarrolladas por su organización que genera una cantidad significativa de residuos de toner y tintas de impresoras está dirigida a minimizar el impacto generado mediante la reducción del consumo y la correcta gestión de lo cartuchos usados. Proponemos una serie de actuaciones aplicables al funcionamiento general de la empresa que de llevarlas a la práctica reducirían significativamente el impacto ambiental generado, algunas de ellas son coincidentes con las enunciadas
para la reducción del consumo de papel:
– Utilización del correo electrónico para comunicaciones externas siempre que se pueda.
– Envío de Fax desde el ordenador siempre que se pueda.
– Revisión de todos los documentos informáticos en dicho soporte, con el fin de evitar la generación de diferentes documentos no válidos para un mismo fin.
– En documentos que deban imprimirse revisar concienzudamente el formato (numeración, pies y encabezados, saltos de sección, títulos, etc) para evitar errores en la impresión.
– Antes de dibujar los planos, plantearse la posibilidad de usar tramas en los relleno en vez de colores sólidos.
– Aprovechamiento del papel por ambas caras.
– Utilización de papel usado para la toma de notas.
– Impresión de documentos internos en calidad borrador.
– Siempre que sea posible impresión de borradores en blanco y negro o escala de grises.
– Gestión adecuada de los cartuchos usados, almacenándolos en el depósito existente para su reciclado.
– Impresión de documentos ISO en blanco y negro y calidad Borrador (caso de que la impresora lo permita).
– Se recomienda imprimir la documentación que sea posible en la modalidad 2 páginas por hoja.
– Cuando el cliente de su autorización, se enviaran los documentos para supervisión a través del correo electrónico, en vez de imprimirlos.
– Antes de imprimir el documento a papel hacer un montaje en pdf, donde se puedan apreciar los fallos de formato o acabado del documento evitando una impresión defectuosa.
– Siempre que sea posible, sugerir al cliente, la posibilidad de editar las copias impresas a doble cara.
– Cuando el documento informático lleve fotos, usar la herramienta “MAS BRILLO” (sol de imagen) para reducir la intensidad de color en impresión, así salen más claras se ven mejor y gastan menos tinta.

 

3. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR EL CONSUMO ELÉCTRICO

Con el objetivo de mejorar la eficiencia energética de la empresa se recomiendan las siguientes acciones:
– Apague las luces y equipos informáticos cada vez que abandone las instalaciones, al final de cada jornada y siempre que no los esté utilizando.
– Cada vez que necesite renovar los equipos existentes en su organización, valore la posibilidad de instalar equipos con sistema de ahorro.
– Reducción de la carga de los radiadores el fin de semana.
– Apagar las luces de cada puesto cuando el periodo de ausencia va a ser largo.
– Apagado de luces generales al finalizar la jornada.
– Apagado de regleta a la final de la jornada.
– Activar el modo de ahorro de energía de los monitores.
– Asegurar el cierre de ventanas con la calefacción o el aire acondicionado encendido, salvo motivos de ventilación que no deberán superar los 15 m cada periodo.
– Comprobación del apagado de la cafetera y microondas cuando no esté en uso.
– Comprobación del apagado de la luz del baño, cuando no está en uso, salvo motivos de ventilación.
– Comprobación de la retirada de los cargadores de pilas, ordenador portátil y/o baterías de cámaras una vez rematada la carga.
– Aprovechar la regulación natural de la temperatura antes de usar sistemas de climatización por ejemplo abriendo las ventanas para crear corriente.
– Uso de los estores para mitigar el excesivo incremento de temperatura en las zonas cercanas a las ventanas.
– Procurar adecuar las temperaturas cuando se haga uso de calefacción y/o bomba de calor de forma que se consiga una temperatura de 21ºC-23ºC en invierno y 24ºC-25ºC en verano.
– En invierno es conveniente bajar la carga de los acumuladores si la oficina en fines de semana o puentes; si va a permanecer vacía durante periodos largos (vacaciones) se debe apagar totalmente la calefacción.
– Buen manejo de la nevera:
a. No abrir la puerta de la nevera inútilmente para evitar escapes de frío.
b. Verificar que se mantiene limpia la junta del frigorífico para que la puerta cierre herméticamente.
c. Verificar que se mantiene limpia la rejilla trasera y que está ligeramente separada de la pared, para incrementar el rendimiento del frigorífico.

 

4. INSTRUCCIONES PARA MINIMIZAR EL CONSUMO DE AGUA

– Revise que los grifos no quedan abiertos después de efectuada la actuación correspondiente y al final de la jornada.
– No emplee más agua de la necesaria.
– No deje correr el agua inútilmente, si se cierra el grifo durante el lavado de dientes o manos se pueden ahorrar hasta 10 litros de agua por minuto.
– No se debe utilizar el inodoro como papelera o cubo de la basura.
– Guarde agua fría en la nevera para evitar el tener que dejar correr el agua del grifo para obtener agua fresca.
– Revise que las instalaciones sanitarias funcionan adecuadamente e informe al depart
amento de administración ante cualquier irregularidad.
– En caso de renovar las instalaciones se valorará la posibilidad de comprar equipos de bajo consumo.

 

5. INSTRUCCIONES PARA LA SEGREGACIÓN DE RESIDUOS

Siga la sistemática de segregación para los residuos generados en sus actividades
, establecida en la IM-04-01-01, identificándolos adecuadamente y gestionándolos según la normativa medioambiental existente.
Para el personal de coma en la oficina, recalcar las siguientes indicaciones:
– Evite utilizar, en la medida de lo posible, artículos desechables como pañuelos de papel, rollos de cocina, vasos y platos de cartón, cubiertos de plástico, etc. La industria de productos de usar y tirar es la que genera más basura en todo el mundo.
– En la nevera, guardar los alimentos en fiambreras u otros recipientes duraderos, ya que así se reduce el consumo de papel de aluminio y de plástico para envolver, que se convertirán en residuos.
– Reutilizar las bolsas en que se trae la comida, por ejemplo, como bolsas de basura.
– Traer los productos a la oficina evitando los envoltorios superfluos.


6. MINIMIZACIÓN DEL CONSUMO DE COMBUSTIBLE

Realizar una conducción eficiente permite disminuir el consumo de combustible y la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. A continuación se exponen una serie de pautas para lograr una conducción más eficiente:
– Adopte unas prácticas de conducción medioambientalmente adecuadas, de forma que se reduzca el consumo, procurando mantener una marcha y velocidad acordes al tipo de carretera por el que circula, evitando cambios intermitentes de velocidad y/o marcha.
– Utilización siempre que sea posible de vehículos diesel y con un bajo consumo.
– Elección siempre que sea posible de vehículos de dimensiones y características adecuadas a las necesidades reales de los desplazamientos.
– Arrancar el motor sin pisar el acelerador.
– Circular a una velocidad lo más constante posible y evitar los acelerone
s y frenazos bruscos.
– Circular el mayor tiempo posible con marchas largas y a revoluciones bajas.
– Control del gasto de batería del vehículo en aire acondicionado, luces, lunetas térmicas, etc., manteniendo apagados estos sistemas cuando no sean necesarios.
– Los vehículos deben mantenerse en buenas condiciones y deben realizarse las revisiones periódicas recomendadas. De este modo se ahorrará en el consumo de combustible y se reducirá la emisión de gases contaminantes a la atmósfera. Para ello se deberá avisar en administración de cualquier anomalía que se detecte durante la conducción y del kilometraje del coche utilizado al objeto de programar las revisiones periódicas.


7. MANTENIMIENTO

Realización el mantenimiento de sus equipos / vehículos / instalaciones con empresas
autorizadas y que cumplan con la normativa medioambiental existente. (Ej: Talleres que gestionen a través de gestor autorizado los residuos generados en sus labores de
mantenimiento; Empresas autorizadas para la realización de los mantenimientos de sus dispositivos de prevención y equipos de aire acondicionado, …).

 

8. BUENAS PRÁCTICAS EN SALIDAS A CAMPO

– Planificación previa de la salida con la suficiente antelación que permita el aprovisionamiento en la oficina de todo el material necesario para la realización de la visita, permitiendo optimizar los equipos existentes (cámaras de fotos electrónicas, aparatos de medición cargados, pilas recargables, etc.) y reduciendo al mínimo las compras durante la salida, ya que quedarían fuera del control establecido en la oficina.
– Durante la salida se realizará un consumo responsable del material fungible de forma que se minimice se empleo.
– Conducción del vehículo de forma responsable siempre que sea posible por pistas existentes.
– Estacionamiento del vehículo siempre que sea posible sobre superficies adecuadas a tal fin; evitando en la medida de lo posible zonas con vegetación, proximidades de elementos patrimoniales, masas de agua u otras superficies que puedan verse deterioradas accidentalmente durante la maniobra del vehículo.
– Evitar el bloqueo de caminos o accesos con vehículos o elementos de medición.
– Procurar el acceso a los cauces de agua a través de caminos o sendas existentes, y en todo caso, evitar cualquier tipo de alteración sobre la vegetación, el cauce y el agua.
– Evitar durante los desplazamientos peatonales cualquier tipo de alteración sobre vegetación, fauna, elementos patrimoniales, masas de agua u otras superficies que puedan verse deterioradas accidentalmente por el tránsito peatonal.
– Evitar la realización de ruidos durante los desplazamientos.
– Evitar siempre que sea técnicamente posible la generación de residuos durante la salida
– Empleo de material reutilizable/reciclable (cintas de balizado, pilas recargables, etc).
– Utilización de productos sin embalaje o retirado previo del embalaje en la oficina (envases de toma de muestra, pilas, etc).
– Utilización de instalaciones existentes para comida y otros servicios.
– Recogida de todos aquellos residuos que puedan haberse generado, segregando las distintas categorías (orgánicos, papel, envases, RTP, etc.) para su correcta gestión bien directamente en contenedores existentes en el entorno (orgánicos, papel, envases u otros), bien llevándolos a la oficina para que sean gestionados según el procedimiento establecido.
– En caso de ser necesario la toma de muestras (vegetación, fauna, suelos, agua, etc.
) se realizará ésta de forma que se altere lo menos posible el elemento afectado.


9. BUENAS PRÁCTICAS EN LA CONDUCCIÓN

A continuación se recoge una relación de Técnicas de conducción que permiten desarrollar una conducción más eficiente, sostenible y segura.

9.1. GENERALES

  1. Arranque sin pisar el acelerador.
  2. Si el coche es diésel, espere unos segundos para ponerse en marcha después de arrancar.
  3. Emplee la primera únicamente al arrancar el coche.
  4. Cambie de marcha lo antes posible.
  5. Use marchas largas.
  6. A grandes velocidades, las ventanillas abiertas potencian el consumo de combustible.
  7. Vigile el aire acondicionado e intente no abusar del mismo.
  8. El exceso de peso también influye en el gasto de combustible; cada 100 kg se incrementa un 5% el consumo.
  9. Planifique la ruta con antelación, evitando kilómetros innecesarios y/o atascos.
  10. Apague el motor en paradas cortas.
  11. Conduzca con tranquilidad y anticipación.
  12. Suavice los frenazos.
  13. Evitar frenar bruscamente antes de llegar a una curva.
  14. Modere la velocidad.
  15. Intente mantener la velocidad constante, evitando en la medida de lo posible frenadas y/o arranques innecesarios.
  16. Evite conducir muy rápido, de manera deportiva o de forma agresiva.
  17. Compruebe la presión de los neumáticos al menos una vez por mes.
  18. Realice todas las revisiones mecánicas necesarias.

9.2 EN OBRA
(Según ficha de emergencia de accidente de circulación en obra)

  1. Se observará estrictamente todas las medidas establecidas en el código de circulación.
  2. Se adecuará la velocidad a las condiciones climatológicas (viento, lluvia, niebla, etc.)
  3. En los trayectos realizados en obra, se adecuará la velocidad a las condiciones de la vía de circulación.
  4. Se recurrirá a vehículos todoterreno en caso que las malas condiciones de la vía así lo exijan.
  5. Se prestará especial atención a la circulación de la maquinaria pesada, respetando escrupulosamente el viario de obra señalado.
  6. Durante la conducción se respetará en todo momento la señalización de la obra en relación a las medidas de seguridad establecidas.
  7. En caso de accidente en obra se llamará inmediatamente si es posible al feje de obra y/o encargado, al objeto de que con la mayor celeridad posible acudan al lugar del accidente.
  8. Si es posible salir del coche se realizará una evaluación de los posibles riesgos ambientales para su trasmisión al servicio de asistencia.
  9. Si se observara vertido de aceites o combustible, se utilizará el material absorbente existente en el coche para realizar una primera contención o se habilitará una barrera provisional con elementos próximos (piedras, tierras, maleza, etc.)


10. BUENAS PRÁCTICAS DURANTE ESTANCIAS PROLONGADAS EN CAMPO

Esta situación hace relación casi exclusivamente a actuaciones arqueológicas (excavaciones, sondeos, etc.) y cuando las estan cias impliquen el no retorno a la oficina en varios días.
– Se procederá a la gestión de todos los residuos generados durante la actividad, según la sistemática establecida en la IM-04-01-01, identificándolos adecuadamente y gestionándolos según la normativa medioambiental existente. Dado que en ningún caso el volumen generado se considera significativo, al final de cada jornada se dispondrán los residuos en contenedores de la vía pública, previamente identificados con, al menos la siguiente distribución: papel, RSU y envases. En caso de pilas y/o residuos eléctricos o peligrosos (estos dos últimos con muy poca probabilidad), se entregarán en Punto Limpio o se almacenarán convenientemente hasta su entrega en oficina.
– En caso de actuaciones dentro de obras de construcción en curso, los residuos se segregarán durante el día convenientemente y se recogerán al final de la jornada para su depósito en los contenedores de la obra.
– En caso de residuos sanitarios se entregarán al responsable de riesgos laborales de la obra.
– Se utilizará en todo momento los aseos de obra y/o aseos públicos.
– Si la distancia al aseo de obra y/o aseo público fuera considerada excesiva por el Director de la actuación se procederá a comunicar la circunstancia a la empresa para proceder al alquiler de un aseo portátil. El mantenimiento y gestión de los residuos generados será contratado directamente con el servicio de alquiler.
– Se utilizará el agua de obra, tomando las precauciones necesarias para un uso racionalizado de la misma.
– Emisiones de Polvo. Cuando las superficies excavadas sean susceptibles de afección por formación de nubes de polvo sobre la población, por prese ncia de fuertes vientos y proximidad de viviendas, se procederá al riego de las mismas, siempre que sea técnicamente viable y lo considere factible el Director de la actuación por no suponer riesgo de deterioro a la propia excavación. La valoración de la necesidad de riego la realizará el Director de la actuación. Dicho riego se realizará mediante la
comunicación al Director de obra, para su inclusión en el plan de riego de la obra. En caso de riesgo inminente y/o significativo se podrá proceder al tapado de la superficie mediante plásticos u otros elementos.

 

11. DIRECTRICES PARA LA REDUCCIÓN DE LAS NECES IDADES DE MATERIAL

Para desempeñar nuestro oficio utilizamos una larga y diversa lista de sustancias, materiales, productos y aparatos. Todos y cada uno de ellos tienen un ciclo de vida asociado que provoca contaminación en todas sus fases; desde la obtención de materias para su fabricación hasta que se convierte en residuo.
Si nos acostumbramos a reducir nuestro consumo de materiales contribuiremos a disminuir la degradación de la naturaleza. Podemos asumir numerosas prácticas que nos ayuden a alcanzar este objetivo:
– No malgastar el material fungible (el que se consume con el uso). Para evitar derrochar material podemos, por ejemplo, abrir un paquete sólo cuando los anteriormente abiertos estén ya gastados o agotar los bolígrafos hasta el final.
– Asegurarnos de conocer el funcionamiento y configuración de los aparatos que tengamos que usar para optimizar su uso, evitando así fallos y despilfarro de recursos.
– Conservar en buenas condiciones los materiales y aparatos para alargar su vida útil o por si se pueden reutilizar (conservar las tapas de los recipientes que podemos reutilizar).
– Reutilizar los materiales potencialmente desechables para usos similares o alterna
tivos (envases, cajas, carpetas, material de encuadernación, etc.).
– Entregar el material o equipos deteriorados u obsoletos a gestores que los recuperen y reparen para donarlos a asociaciones sociales o reintroducirlos en mercados de segunda mano.
– Depositar los residuos generados en el lugar adecuado y asegurarnos de que se llevan a gestores autorizados de residuos y especializados en su reutilización o reciclaje, prestando especial atención en caso de ser residuos peligrosos como pilas, tóner o aparatos eléctricos y electrónicos.
– Disminuir la variedad de materiales y sustancias utilizadas facilita su gestión, especialmente su recuperación o reciclaje.

 

12. INSTRUCCIÓN PARA EL MANTENIMIENTO DE PANTALLAS ORDENADOR

Para alargar la vida de las pantallas de los ordenadores, reduciendo la generación de este tipo de residuos se adoptarán las actuaciones señaladas a continuación.

 12.1. GESTIÓN DEL FUNCIONAMIENTO DE LA PANTALLA
Una buena gestión del funcionamiento de la pantalla alarga su vida útil:
– Mantenga la pantalla encendida sólo el tiempo imprescindible para su uso.
– Programe un apagado del monitor cuando el equipo lleve unos minutos inactivo.
– Apáguelo cuando se apague el equipo en lugar de dejarlo en standby.
– Desconéctelo de la corriente eléctrica en caso de tormenta eléctrica.
12.2. LIMPIEZA DE LA PANTALLA
Mantener la pantalla del ordenador limpia, favorece que el equipo tenga una vida más larga.
– Siempre es más segura la limpieza con el ordenador apagado. Con la pantalla apagada se ve mejor el polvo y las motitas de suciedad adheridas. En caso de no poder apagar el ordenador, se recomienda apagar la pantalla. Todos los monitores tienen un botón de On/off.
– Utilice un paño de microfibra para dar varias pasadas por la pantalla. Estos paños son antiestáticos por lo que no dejan residuos ni pelusas y además, su suavidad les impide rayar la pantalla. Es importante al dar las pasadas, no presionar ni apretar muy fuerte para no estropear los pixeles o la zona del monitor.
– Para manchas que se resisten a ser limpiada, como pueda ser comida, tinta u otras sustancias, conviene hacer movimientos circulares y no frotar demasiado fuerte para no rayar la superficie. Aplicaremos vinagre tal y como explicamos en el punto 4, de esta manera la mancha puede salir mas fácilmente.
– Nunca usar toallas, pañuelos de papel u otros, dejan siempre restos de pelusa, fibras, no recogen bien el polvo, y además pueden rayar la pantalla.
– Limpieza del marco externo. Puede limpiarse como cualquier otro tipo de electrodoméstico, pero con cuidado de que ningún producto caiga sobre la pantalla. Para evitar que gotas que resbalan, aplicar el producto en el trapo y luego el trapo sobre la carcasa, y no al revés.
– En la parte inferior limpiar el pie sobre el que se apoya la pantalla y por abajo o por los laterales, los diversos botones donde siempre tiende a acumularse el polvo y la suciedad.
– Para la cuestión de limpieza en la que pasar un paño no es suficiente, ya que aún quedan restos de manchas, comida u otras sustancias, conviene añadir al paño algún tipo de producto. Pero para no estropear la pantalla, usar un producto natural como el vinagre.
– Mezclar en un recipiente 4 cucharadas soperas de vinagre y 4 cucharadas soperas de agua. Agitar bien, y mojar ligeramente el paño para limpiar las manchas que más se resistan. El ácido acético del vinagre actuara sobre las manchas sin dañar la superficie de la pantalla.

 

13. INSTRUCCIONES PARA EL MANTENIMIENTO DE LA CÁMARA DIGITAL
13.1. LIMPIEZA DE LA CÁMARA
La limpieza se deberá hacer solo después de que la batería haya sido desmontada, y el
adaptador de corriente alterna, desconectado.
– Exterior: Utilice cuidadosamente un paño suave. Si la cámara está muy sucia, moje el paño en agua ligeramente jabonosa y escúrralo bien. Limpie la cámara con el paño húmedo y luego séquela con un trapo de textura suave también seco. Si ha utilizado la cámara en la playa, limpíela con un paño mojado en agua limpia y bien escurrido.

– Objetivo: Quite el polvo del objetivo con una pera de aire que podrá comprar en las tiendas especializadas. Aplique una pequeña cantidad de solución limpiadora de objetivos en un papel limpiador y limpie el objetivo con suavidad. Si el objetivo está sucio o húmedo, puede aparecer moho en la superficie.
– Monitor LCD: Límpielo suavemente con un paño suave.
– Tarjeta de memoria, batería y cargador: Límpielos suavemente con un paño suave.
– Precaución: No utilice líquidos fuertes como disolventes o alcohol, o paños tratados con productos químicos.

  13.2. ALMACENAMIENTO DE LA CÁMARA
Si no va a utilizar la cámara durante mucho tiempo, extraiga la batería y la tarjeta de memoria y guarde la cámara en un lugar fresco, seco y bien ventilado.
Deberá montar la batería de vez en cuando y hacer funcionar la cámara para que se mantenga en perfecto estado de funcionamiento.

  13.3. CONDENSACIÓN DENTRO DE LA CÁMARA
Cuando se está en un clima frío, el vapor de agua que está en el aire en suspensión se enfría rápidamente y se convierte en gotas de agua. La condensación se produce cuando la cámara es trasladada de repente desde un lugar con aire frío a una habitación con una temperatura templada. Para evitar ésto, trasládela rápidamente desde un lugar frío a otro más caliente, colóquela en una bolsa de plástico y cierre la funda tan herméticamente como pueda. Deje la cámara durante aproximadamente una hora hasta que la cámara se adapte al cambio de temperatura.

 

14. REDUCCIÓN DEL CONSUMO DE PILAS Y GESTIÓN DE SUS RESIDUOS
– Apagar inmediatamente los aparatos que funcionen con pilas cuando dejen de utilizarse.
– Siempre que sea posible conectar los aparatos a la red durante su uso, para evitar el consumo de pilas.
– Mantener cerrado y en buen estado el recipiente de las pilas evitando que entre agua, arena, etc.
– El almacenamiento de las pilas sin usar debe realizarse en un lugar fresco y seco.
– Antes de la apertura del envoltorio de la pila, comprobar que está herméticamente cerrado, que no se encuentra deteriorada o, en su caso, que no ha superado su fecha de caducidad.
– Comprobar antes de la apertura del envoltorio de la pila que se corresponde con el aparato donde va a utilizarse para evitar tener que almacenar paquetes de pilas abiertos.
– En caso del uso parcial del paquete de pilas, precintar adecuadamente el resto del paquete, para evitar su deterioro durante el almacenamiento.
– Utilizar siempre la tipología de pila indicada por el fabricante (alcalina/no alcalina).
– Cuando se almacene el aparato por un periodo prolongado sacar las pilas y precintar estas adecuadamente para que no se deterioren durante su almacenamiento.
– Cuando deban enviarse los aparatos para su calibrado o arreglo, sacar las pilas y precintar estas adecuadamente para que no se deterioren.
– Verificar periódicamente las pilas de repuesto que se almacenan en la bolsa del propio equipo, para garantizar su correcto estado.
– Las pilas agotadas se depositarán en el departamento de administración, en el contenedor habilitado para ello.
– En caso de permanencia continuada en obra, se depositarán en el contenedor de la obra o en contenedor municipal, correspondiente a esta tipología de residuos y se indicará posteriormente a administración el número de pilas depositadas.